Por: Matthew Henry En: A Church in the House – A sermon concerning Family Religion (predicado en Londres, el 16 de abril de 1704). II. Motivación a la religión familiar. Continuo con el punto II. Ofrecer algunos motivos para persuadirlos de que conviertan a sus familias en pequeñas iglesias. ¡Oh, si pudiera encontrar palabras agradables con las que razonar con ustedes y prevalecer! «Déjame un poco y te mostraré» lo que se… Leer Más

Por: Matthew Henry En: A Church in the House – A sermon concerning Family Religion (predicado en Londres, el 16 de abril de 1704). Traducido al español por: Carlos J. Alarcón Q. “Con la iglesia que está en su casa.» (1 Cor. 16:19) Entre los saludos presentados por el apóstol Pablo en su primera epístola a los corintios, estaba el a Aquila y Priscila, y “la iglesia que está en su casa”… Leer Más

Por: Charles Hodge En: Hodge’s The Way of Life (1841). Traducido al español por: Maximiliano Vivanco La religión consiste, en gran medida, en la secreta relación del alma con Dios; en aquellos actos de adoración, gratitud, confianza y sumisión que el ojo del hombre no puede ver y con los que el extraño no puede entrometerse. Estos ejercicios secretos, controlando la conducta externa y proporcionando los motivos de la conducta humilde y… Leer Más

Por: Paul J. Barth Traducido al español por: Maximiliano Vivanco La ley natural es el reflejo del carácter moral de Dios y el orden moral de la creación, diseñado por Dios, que está escrito en el corazón humano y es evidente a través de la luz de la naturaleza (Romanos 2:14-15; Romanos 1:19; 1 Corintios 5:1), pero mantenido en injusticia (Romanos 1:18; Jeremías 17:9; Proverbios 14:12), cuya sustancia no es diferente de… Leer Más

Por: Paul J. Barth Traducido al español por: Maximiliano Vivanco La ley natural es el reflejo del carácter moral de Dios y el orden moral de la creación (a veces denominada la ley secundaria de la naturaleza) diseñada por Dios, que está escrita en el corazón humano (Romanos 2:14-15). No es diferente en sustancia a los diez mandamientos (que son un resumen de toda la ley moral, vea Catecismo Mayor de Westminster… Leer Más

Por: Paul J. Barth Traducido al español por: Carlos J. Alarcón Q. La ley judicial de Israel, o las leyes cuyo tema se refería a Israel como organismo civil, ha expirado con el estado de ese pueblo y ya no es vinculante excepto por su equidad general (Confesión de Fe de Westminster 19:4). El «Derecho Propio» (lex propria) reconoce la autoridad de los magistrados para hacer leyes humanas positivas basadas en la… Leer Más

Por: Paul J. Barth Traducido al español por: Carlos J. Alarcón Q. La ley natural es el reflejo del carácter moral de Dios y el orden moral de la creación, diseñado por Dios, que está escrito en el corazón humano y es evidente a través de la luz de la naturaleza (Rom. 2:14-15; Rom. 1:19; 1 Cor. 5:1), pero mantenido en injusticia (Rom. 1:18; Jer. 17:9; Prov. 14:12), cuya sustancia no es… Leer Más

Por: Paul J. Barth Traducido al español por: Carlos J. Alarcón Q. OBJECIÓN: “La ley natural no puede contradecir la Biblia. Entonces, ¿por qué depender de un concepto vago de la ley natural cuando podemos confiar en la perspicua revelación de la ley de Dios?» RESPUESTA: PRIMERO ¿QUÉ ES LA LEY NATURAL? La Ley Natural es el reflejo del carácter moral de Dios y el orden moral de la creación, diseñado por… Leer Más

Por el Dr. William Young Traducido al español por: Rev. Marcelo Sánchez He elegido este título en lugar del más breve que se ha sugerido, es decir, “El principio de establecimiento”, porque evita ciertas sugerencias engañosas. La noción de una iglesia establecida comúnmente se entiende que significa o al menos implica el apoyo financiero de una iglesia por parte del estado, incluido el pago de los salarios del clero con fondos públicos…. Leer Más

[esta es la parte final de los artículos antes publicados: PARTE 1 y PARTE 2] USO 1. REPRENSIÓN DE AQUELLOS QUE SUBESTIMAN EL CULTO PÚBLICO. Demasiados son dignos de esta reprimenda, especialmente dos tipos: 1. Aquellos que prefieren cosas peores antes que el culto público. Si es preferible a los deberes privados, que son excelentes y singularmente ventajosos en sí mismos, cuán atrozmente pecan los que prefieren las cosas viles y pecaminosas… Leer Más